Contáctanos

InfoEnergía

Casi la mitad de los españoles contempla la segunda mano como primera opción a la hora de comprar cualquier producto

Zona Verde

Casi la mitad de los españoles contempla la segunda mano como primera opción a la hora de comprar cualquier producto

El consumo consciente es ya una realidad en el 90% de los hogares españoles, y no solo eso, sino que la sostenibilidad de un producto influye en que sea comprado o no. Estos son algunos datos extraídos de la tercera edición de “La Red del Cambio: Un nuevo paradigma en el consumo, donde la consciencia gana al impulso”, realizado por Wallapop de la mano de la consultora Kantar.

El consumo consciente es ya una realidad en el 90% de los hogares españoles, y no solo eso, sino que la sostenibilidad de un producto influye en que sea comprado o no. Estos son algunos datos extraídos de la tercera edición de “La Red del Cambio: Un nuevo paradigma en el consumo, donde la consciencia gana al impulso”, realizado por Wallapop de la mano de la consultora Kantar.

A través del estudio se consolida un cambio de tendencia en la forma de consumir de los españoles, que ya comenzó a percibirse tras la Covid-19, y que cada vez es más patente. Sin embargo, muchas acciones responsables que ya llevan a cabo de forma habitual los consumidores, como la reutilización o reparación, aún no se perciben como un ejercicio de sostenibilidad.

En ese sentido, el 62% de los encuestados apunta a que cuando finalmente se decide a adquirir un producto nuevo, lo hace teniendo en cuenta factores de sostenibilidad, un porcentaje que aumenta entre las mujeres, público en el que más influye este activo en su proceso de compra.

Asimismo, 9 de cada 10 consumidores señala que implementar en su vida diaria acciones que tengan un impacto positivo en el planeta les hace sentirse satisfechos consigo mismos, cifra que refleja el interés de los ciudadanos por un consumo más responsable.

Mayor consciencia 

La tercera edición de “La Red del Cambio” confirma así el nuevo paradigma de la población sobre el consumo. De hecho, para casi la mitad de los encuestados (43%), la compra de segunda mano se encuentra entre sus primeras opciones a la hora de adquirir cualquier producto; mostrando así una tendencia positiva y ratificando los datos de pasadas ediciones. Tanto es así que, un año más, se observa cómo dar una segunda vida a los objetos, ya sea vendiéndolos o comprándolos, se mantiene como una de las tendencias mejor valoradas por los ciudadanos.

En este punto es importante resaltar que un 55% de los consumidores señala a las plataformas online de segunda mano como las que más están trabajando en promover la economía circular y las que más ayudan a practicar un consumo más consciente. En paralelo, un 37% apunta a las tiendas de proximidad, y solo un 27% a las plataformas de consumo online de primera mano, dejando a estas un margen de mejora mayor.

“Las preocupaciones sobre el medio ambiente pueden haber parecido eclipsadas en los últimos meses, pero los españoles saben que este es el desafío de nuestra generación. Están adoptando hábitos de consumo consciente, se preocupan por la sostenibilidad en sus compras y están sensibilizados con el impacto que sus actividades tienen en el planeta. La segunda mano y la reutilización son una de las alternativas que están utilizando para avanzar en esta dirección y estamos orgullosos de formar parte de este movimiento”, ha explicado Rob Cassedy, CEO de Wallapop.

Por su parte Cristina Aparicio, Directora General de Economía Circular de la Comunidad de Madrid comentó: “El mercado de segunda mano es un aliado clave para la Economía Circular, ya que fomentamos mantener el valor de los productos el mayor tiempo posible en el mercado. Al darle una segunda vida a un teléfono, un juguete o un ordenador conseguimos al menos tres efectos positivos para el medio ambiente: se evita la extracción de nuevas materias primas, no hay emisiones de gases de efecto invernadero debidos a la fabricación de un nuevo producto y evitamos la generación de nuevos residuos”.

Factores de peso

En cuanto a las motivaciones, el precio sigue siendo un freno crucial a la hora de incorporar la sostenibilidad en el consumo. De hecho, el 96% de los encuestados compraría más productos sostenibles si éstos fueran más económicos. A pesar de esto, la mitad de los ciudadanos asegura que ya ha implementado hábitos de consumo sostenibles en su día a día. Así, la reducción energética en el hogar (77%) y el reciclaje (62%) son las principales medidas realizadas habitualmente por los encuestados.

Respecto a otros frenos para una práctica más sostenible, 4 de cada 10 consumidores declara no encontrar fácilmente información de las marcas que les permita practicar un consumo responsable, mientras que hasta un 35% asegura no encontrar fácilmente productos sostenibles en su día a día.

Responsabilidades

Un cambio muy significativo con respecto a años anteriores es la posición en la que los ciudadanos se colocan en cuanto a la responsabilidad ante el desafío por la sostenibilidad. Mientras en ediciones anteriores los consumidores se ponían ellos mismos como los primeros responsables, en esta edición colocan a las instituciones y las marcas en un rol protagonista. Así, para 7 de cada 10 encuestados son las instituciones gubernamentales los agentes con mayor responsabilidad para liderar las acciones en pro de la sostenibilidad, mientras que 6 de cada 10 declara que las iniciativas de las marcas serán clave para conseguir que la población consuma de manera más consciente. 

La segunda mano, primera opción de consumo sostenible

Es un hecho que la segunda mano ha entrado en la vida de los españoles para quedarse. Así, el 60% de los encuestados afirma que en los próximos tres años se plantea comprar más productos de segunda mano que de primera; una cifra que aumenta considerablemente frente a la edición anterior del estudio, en el que un 20% tenía previsto hacerlo en los próximos cinco años. Un hábito que además ya ha adquirido el 83% de los entrevistados, quienes señalan haber comprado o vendido productos de segunda mano en este mismo periodo. 

Las nuevas generaciones son las que más la promueven y hacen uso de este tipo de consumo. Así, un 70% de los Millennials encuestados asegura haber comprado o vendido productos de segunda mano en los últimos tres años. Por otro lado, la Generación Z se muestra como la más comprometida con el futuro de estas plataformas, ya que hasta un 64% de los encuestados ya adquiere o vende artículos ya producidos y un 71% espera comprar más productos reutilizados que nuevos en los próximos tres años. 

Fuente: 20 Minutos

Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir Arriba