Contáctanos

InfoEnergía

¿Cómo funciona un proyecto de eficiencia energética en una compañía?

Zona Verde

¿Cómo funciona un proyecto de eficiencia energética en una compañía?

La eficiencia energética y sus aplicaciones en la industria, además de un mejor uso de la energía, busca impulsar alternativas de energías limpias que ayuden a evitar los daños al medio ambiente y, al mismo tiempo, aumentar su productividad.

La eficiencia energética y sus aplicaciones en la industria, además de un mejor uso de la energía, busca impulsar alternativas de energías limpias que ayuden a evitar los daños al medio ambiente y, al mismo tiempo, aumentar su productividad.

Existe una gran preocupación en el mundo por reducir el consumo energético, las emisiones y los residuos, por lo que más empresas de todos los sectores están incorporando objetivos estratégicos y acciones concretas que pueden cuantificarse, para lograr esta eficiencia, como prioritarias por cuestiones económicas y por el uso responsable de recursos.

Para Francisco Torres Luquín, director general de Veolus, empresa experta en gestión y eficiencia energética, así como mantenimiento de infraestructura, hay mucho futuro para la eficiencia energética en México, ya que cualquier fuente de energía puede ser sujeta de eficientar el consumo de kilowatts de los equipos que la utilicen.

“La eficiencia energética es cómo ayudamos a nuestros clientes a disminuir sus consumos de kilowatts, evidentemente, sin afectar la calidad de sus servicios, la productividad de su negocio o el confort de sus instalaciones. El kilowatt más barato es aquel que no se consume, y si se puede producir con energías sustentables, mejor; y esto se puede hacer de diferentes maneras”, consideró.

El especialista consideró que implementar estrategias de eficiencia energética en cualquier sector es primordial porque así se contribuye a disminuir la huella ambiental con las emisiones de dióxido de carbono (CO2), la cuál puede disminuirse por medio de energías 100 por ciento sustentables, tales como la solar, la eólica o la hidráulica.

“A través de su operación, en muchos negocios e instalaciones, se puede contribuir a que se consuma menos energía y tener por resultado una menor emisión de CO2”, planteó.

Torres Luquín precisó que estas acciones para la eficiencia energética tienen una gran oportunidad en prácticamente todos los sectores (hotelero, automotriz y retail) debido a sus altas necesidades de consumo energético y las soluciones a la medida que existen en el mercado para que el cliente pueda ahorrar.

Agregó que, de igual forma, es importante “evangelizar” o capacitar al personal de las compañías para que tengan mejores prácticas sobre el uso de la energía y, por ende, obtener ahorros energéticos adicionales.

“No sólo se trata de hacer modificaciones, instalaciones de nuevos equipos o modificaciones de ingeniería, sino también de cambiar el comportamiento de las personas y de los clientes, para que hagan esta conciencia de que cada acción suya contribuye a que haya ahorros energéticos adicionales”.

Mantenimiento, fundamental para el ahorro energético.

El directivo de Veolus explicó que un proyecto donde se sustituyan equipos de HVAC y la reingeniería de procesos, puede disminuir el consumo de kilowatts, entre 20 y 30 por ciento. Incluso, apuntó, un mantenimiento deficiente en los equipos puede hacer la diferencia para que una compañía tenga un impacto importante en materia de eficiencia energética.

“Un mantenimiento preventivo deficiente provoca que los equipos sufran para dar lo que se les exige. Es como un coche al que si no le das mantenimiento, a la larga te va a consumir más aceite, más gasolina; lo mismo sucede con los equipos, sin mantenimiento adecuado van a sufrir para producir lo que se les está requiriendo por ende gastarán mas energía eléctrica, ademas de que su vida útil disminuye, y también el desgaste de componentes va a hacer que consuman más energía”, expuso.

De acuerdo con Torres Luquín, lo primero que debe hacer una compañía es un diagnóstico de cuál es el estado de los equipos y después medir cuánta energía o kilowatts están consumiendo; con base en eso, buscar soluciones de sustitución, mantenimiento correctivo y/o ingeniería- hechas a la medida para que, “sin afectar su operación, puedan disminuir su consumo de kilowatts y, por ende, tener ahorros energéticos y económicos”.

Indicó que muchas empresas ni siquiera saben que están gastando más energía de la que debieran por tener un mantenimiento deficiente en los equipos, los cuales tienen una ficha técnica de los kilowatts que consumen cuando son nuevos, pero por un mal mantenimiento, éste consumo se incrementa y, al final, hay que pagar más, pues el equipo se tendrá que sustituir antes de que termine su vida útil de fabrica.

“No saben que al hacer un mantenimiento deficiente, ese consumo de kilowatts se incrementa, entonces el tener que pagar más por un equipo que, además al no tener mantenimiento preventivo adecuado, habrá que sustituirlo antes de lo que marca por fábrica su vida útil. No sólo es lograr que los equipos se mantengan, digamos, en consumo de kilowatts de cuando están nuevos, sino también alargar su vida útil”, dijo.

Agregó que en el mercado, empresas como Veolus cuentan con esquemas donde las compañías de diversas industrias hacen directamente la inversión en un proyecto de eficiencia energética para la instalación, operación y mantenimiento de equipos; o incluso, Veolus puede financiar dicho proyecto y recuperar la inversión a través de los ahorros energéticos compartidos y garantizados, disfrutando de los ahorros desde el día que arranca dicha instalación.

Fuente: VANGUARDIA 

Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir Arriba