Contáctanos

InfoEnergía

Desabasto de energía e incremento en los costos de materiales, los riesgos para el sector inmobiliario industrial

El Petrolero

Desabasto de energía e incremento en los costos de materiales, los riesgos para el sector inmobiliario industrial

Si bien ciertos mercados se han saturado, esto es una oportunidad para que otras regiones tengan mayor dinamismo en este segmento

El sector inmobiliario industrial ha tenido un buen comportamiento en los últimos meses, posicionándose como uno de los más dinámicos en el contexto de la recuperación económica; sin embargo, existen riesgos importantes que podrían impactarlo, de acuerdo con la firma Datoz, enfocada en el análisis de la información de este segmento.

De acuerdo con Sergio Mireles Montaño, director general de Datoz, los tres riesgos más importantes para el segmento inmobiliario industrial es el incremento en los costos de materiales para la construcción (acero y concreto), el aumento en el valor de la tierra y el desabasto de energía en mercados específicos de la frontera norte del país.

“Creemos que, aunque la construcción (inmobiliaria industrial) ha sido considerablemente alta en ciertos mercados… Algunas circunstancias han frenado la construcción especulativa o potencial”, comentó Mireles en conferencia con medios.

Mireles indicó que, durante el 2021, el inventario del mercado inmobiliario industrial creció en la mayor parte de los 21 mercados más importantes del país, todos centrados en el centro y norte del país, para sumar un total de más de 87 millones de metros cuadrados.

En este contexto, Mireles resaltó que en casi todos los mercados que analiza la firma, se tuvo un comportamiento positivo respecto a los inicios de construcción.

“Hubo un dinamismo en los mercados de construcción del norte del país, esto ha sido consecuencia directa del auge que han creado factores como el nearshoring y la ratificación del T-MEC, factores que a lo mejor nos parecen trillados; sin embargo, siguen impulsando la demanda por espacios industriales”, acotó Mireles.

En este contexto, el director de Datoz apuntó que hay riesgos latentes para el inicio de nuevas construcciones de este tipo, tales como:

Incremento en el costo de materiales de construcción como el acero y el concreto.

Aumento en el valor de la tierra urbanizada o simplemente la carencia de sitios donde planear proyectos nuevos industriales.

El desabasto de energía, en mercados específicos como Tijuana, Ciudad Juárez y Querétaro, que vienen limitando los inicios de construcciones especulativas.

En respuesta a los cuestionamientos de EconoHábitat, Mireles acotó que sin duda estos son los grandes riesgos del sector durante el 2022, que podrían tener un impacto directo si la tendencia de los precios y el desabasto de energía, en ciertos mercados, continúa.

“Existe un riesgo latente para los inicios de construcción especulativos por el hecho de que los precios de materiales de construcción, así como la inflación en general, sigan aumentando”, apuntó Mireles.

El director de Datoz abundó en que, de continuar en dicha tendencia, los precios de renta de proyectos con costos elevados, podrían elevarse con el riesgo de convertirse en un producto que cotiza por encima del resto del mercado.

Asimismo, detalló que, en materia de desabasto de energía, esto se agudiza en el desarrollo de nuevos proyectos. “Sin energía necesaria transformar o ensamblar, es imposible proporcionar las condiciones mínimas necesarias para atraer empresas de manufactura”.

¿Oportunidad para otros estados?

 La actividad de desarrollos industriales inmobiliarios, que son aprovechados por empresas de manufactura o logística, principalmente se concentra en los estados del centro, bajío y norte del país.

Sin embargo, ante la demanda que existe, principalmente en la frontera norte, algunos mercados como Tijuana y Ciudad Juárez presentan poca disponibilidad y alta demanda.

Mireles destacó que esta saturación que se observa en ciertas ciudades, puede ser una oportunidad de absorción para otros mercados secundarios, específicamente de la zona norte del país, sin dejar oportunidad a las entidades del sur o sureste de México.

“Los mercados del sureste aún carecen de condiciones esenciales como mano de obra calificada, cadena de proveeduría, infraestructura y por supuesto la cercanía con Estados Unidos y por ende es menos posible que se favorezcan de la posible saturación de mercados como Tijuana y Ciudad Juárez. Es probable que antes se creen oportunidades de crecimiento para mercados secundarios en el norte del país como es el caso de Mexicali, Chihuahua, Reynosa, Saltillo y Hermosillo”, destacó Mireles.

Fuente: El economista

Sigue Leyendo
Tal vez te interese …
Click para comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir Arriba